viernes, 30 de noviembre de 2012

Relato: Los círculos- zona de comodidad ¿Porque no salirse de ellos?


Los círculos-Zona de comodidad ¿Porque no salirse de ellos?

Hay quienes quieren seguir durmiendo en la cama del dulce sueño del engaño.
 Algunas noches de cielo despejado, salían los vecinos al viejo corredor con sillas de madera y pequeños taburetes. Allí reunidos contaban unos y otros los infortunios y júbilos de familiares y amigos mientras respiraban el suave aroma de las flores que colgaban de sus ventanas. 
Ceños fruncidos, caras inexpresivas poseedoras de una realidad inexistente.

Manuel, el nieto del Sr. Erminio  tenía cinco años, todas las noches  sacaba su pequeño cuaderno y empezaba a dibujar acompañando a su abuelo  ajeno a las tertulias de los mayores. – No te salgas del círculo Manuel-,  le decían unos y otros, -no te salgas-. Y el pequeño se afanaba una y otra vez  en no pasarse de aquellos círculos que debía pintar  trazados por los mayores; muchas noches lloraba y se desesperaba, su pequeña mano  llena de vitalidad le guiaba a salirse y pintar fuera de ese circulo, pero de nuevo le decían: Manuel no te salgas del circulo, es que no lo ves, no lo haces bien.
!No te salgas! !no te salgas! !no te salgas!...
Las noches se sucedían y las charlas se seguían una y otra vez siempre las mismas. Los mismos infortunios, los mismos júbilos las mismas decisiones y conclusiones, lo único que iba cambiando era el color del  cielo y el olor que  el cálido viento  dejaba a su paso  por el estrecho corredor.
Manuel noche tras noche continuaba con sus dibujos escuchando las reprimendas de los mayores al sobrepasarse ligeramente de los círculos trazados.
Una noche mientras Manuel pintaba esforzándose para no salirse de la línea, un viajero que se había perdido  se acerco al corredor para preguntar donde exactamente se encontraba; aquello fue una verdadera explosión de alegría !un extranjero entre nosotros! -se dijeron-,¿de donde vendrá? ¿quién será? una verdadera noticia que comentar para sus próximas noches; pero el niño ajeno a todos, continuaba esforzándose por no salirse de esa línea ya marcada.
¿Qué te ocurre pequeño, porque lloras? -le pregunto el extranjero al pequeño. Señor, es que no me puedo salir del circulo, si lo hiciese mi abuelo y sus amigos me regañarían y castigarían.
El viajero miró a los mayores y les dijo: Si, es cierto que todo tiene que tener una armonía, soy profesor y durante muchos años he ido enseñando a mis alumnos que todo lo que nos rodea son figuras con líneas ya  marcadas y no debemos romper la armonía pero si podemos crear a partir de esas líneas nuevas formas inimaginables para muchos de nosotros, ¡eso es la creación, la libertad de una expresión que está ahí, esperando que alguien como Manuel le de vida con su imaginación, sólo hay que intentarlo para  descubrirlo.
Todos miraron al niño viendo como su mano se  deslizaba sobre aquella hoja de papel creando nuevos dibujos a partir del círculo. La cara del pequeño Manuel se ilumino al ver como cientos de nuevas posibilidades se abrían ante sus ojos; los mayores asentaron con su cabeza viendo lo equivocados que habían estado durante tantos años aferrándose sólo a una idea que un día alguien les inculco:" siempre lo mismo, dentro del círculo".
El pequeño Manuel levanto la mirada para agradecerle al viajero lo que le había enseñando pero ya no estaba allí, se le vio alejándose dejando en  el camino la estela de su sombra.
Ahora es de noche  y el viento sopla a través de las grietas de sus casas. Todos  están dormidos menos Manuel tratando de imaginar cómo será aquello que dibujará mañana. Y así cerrando sus ojos esperó a  que llegase de nuevo la noche del siguiente día dejando su imaginación correr libre y esperanzada sin nada que temer.

http://www.youtube.com/watch?v=vxaA8mnOroM
http://mariadelcarmenaranda.blogspot.com.es/
Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips