domingo, 13 de enero de 2013

Relato: La Estela de Viento


La estela del viento

La vida hay que tomarla como el viento, ir en su misma dirección para avanzar y no quedarnos quietos, bloqueados, aislados o impedidos.


Sortearemos, siguiendo al viento, las  murallas encontradas a nuestro paso y junto a él, evitaremos muchos tropiezos.
El viento al igual que la vida es caprichoso, inconstante y antojadizo ya que nunca se sabe con antelación en qué dirección y a qué velocidad  va a soplar y hacia donde nos guiará.
Impulsivo, ardiente y a veces impetuoso nos confunde sin saber hacia dónde dirigirnos o qué camino tomar, pero aún sabiendo que lo más sencillo es seguirle, hay momentos en los que debemos parar y hacerle frente, “caminar en su contra”, para así, ser conscientes de nuestra fuerza y resistencia y al igual que las cometas,  el choque nos hará elevarnos hasta casi alcanzar el cielo; será entonces cuando todo nos resulte más sencillo, más bello, porque tendremos en la vida como aliado a la estela del viento.
- Dijo el viejo profesor, dando por terminada la clase con una media sonrisa y una mirada franca.
Hasta mañana chicos, y… recordad, que la vida y el viento van de la mano y que de un modo u otro están siempre de acuerdo.

María del Carmen Aranda es escritora y autora del blog mariadelcarmenaranda.blogspot.com

Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips