miércoles, 17 de mayo de 2017

La infancia robada "FLORES ENTRE ESCOMBROS"

 FRAGMENTO: FLORES ENTRE ESCOMBROS

 Una infancia robada

http://www.ldlibros.com/catalogo-libros-ldelibros/2909/Flores-entre-escombros




La miraba atentamente, sin que ella se percatase.
Miraba esos pasos cansados, esa espalda encor-
vada y castigada por los años y esas manos desdibu-
jadas y temblorosas, apoyadas sobre el odiado y a la
vez tan necesitado y querido bastón, agarrándolo con
fuerza, presionándolo contra el suelo: el gran enemi-
go de su cuerpo, al que miraba con especial atención.
En cada fatigoso paso, gotas de sudor resbalan de su
frente, llevándose los recuerdos de su vida en un pequeño pañuelo blanco bordado; una mochila cargada
de ilusiones, esperanzas y sueños, muchos cumplidos,
y otros... otros esperando verlos llegar. Sus ojos, con
claro agotamiento, permanecían alertas para presen-
ciar y sentir la ilusión de cosas hermosas que anun-
ciaban su llegada. El amor de sus nietos y el mío la
envolvían día a día. Tras cuatro pasos, se giró lenta-
mente, desplegando una hermosa sonrisa. Se sentía
muy fatigada y su rostro la delataba, pero como siem-
pre, su valentía y su fuerza se apoderaban de sus do-
lores y de su cansancio.
Desde la distancia había percibido mi presencia.
Alcé mi mano, saludándola, feliz de verla; sin embar-
go, según me acercaba a ella, no sé por qué razón, sen-
tí tristeza, a pesar de la alegría de nuestro inminente
encuentro. Mi mente se preguntaba qué había ocurri-
do. ¿Dónde estaba aquella mujer fuerte y vigorosa que
recordaba? ¿En qué momento se hizo tan mayor? Me
dieron ganas de llorar de impotencia por no poder ha-
cer nada para devolverle su lozanía.
El tiempo no perdona, sigue su camino; y nada,
nada puede detenerlo. No escucha ni atiende a razo-
nes, aunque le implores con ojos sangrantes su perdón.
Nacemos, y en ese preciso momento comenzamos a
morir.
AUTORA MARIA DEL CARMEN ARANDA

Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips