domingo, 16 de marzo de 2014

Fragmento XII Año 2478 La CIUDAD TOEKOM - EL VALLE SAGRADO (Huillopamba) del libro "LAS VENTANAS DEL MUNDO"

https://www.youtube.com/watch?v=vxaA8mnOroM

Fragmento XII El futuro pertence a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. 

Eleanor Roosevelt






...producía en un momento en el cual las aguas del mar bajaban
convirtiéndose entonces en tierra firme.
En una zona, compuesta en la antigüedad por charcas estacionales
de escasa profundidad, antecesores míos encontraron
un pequeño cofre en el que se hallaba un pequeño libro
bien protegido cuyas hojas amarilleaban y sus dibujos impresos
parecían haberse desfigurado con el paso del tiempo, pero
a pesar de ello, aún se podían leer sus bellas historias y los valores
del ser humano que en él se describían y que la autora pretendía
difundir; junto a aquel libro se encontraban unas curiosas
fotografías de diferentes personas en distintos entornos y
paisajes. Me llamó la atención algo que llevaban todas las personas
que aparecían en aquellas fotografías sobre sus cabezas,
hasta que pude descubrir que era su propio pelo, algo inverosímil
para los Toekom, ya que el pelo se consideraba como un
foco de infección y transmisor de múltiples enfermedades debido
a la gran cantidad de microorganismos patógenos, como
virus, bacterias u hongos microscópicos que en él se albergaba;
sin embargo, en aquellas fotografías, a pesar de ser humanos
indudablemente enfermizos infectados por su entorno y costumbres,
se les veía muy felices.
Curiosa imagen la de aquellas personas con atuendos disparatados
y cuyas telas propiciaban energías negativas debido a
la baja calidad y toxicidad de su composición; la construcción de
sus calles y casas sin ningún criterio, como si fueran dédalos humanos,
y la cantidad de objetos inútiles que les rodeaban abrían
mi curiosidad sobre ellos y los motivos de sus comportamientos.
Por las noches y a través de la tenue luz de la Luna, leía
el pequeño libro. La luminiscencia que rodeaba los contornos
de cada letra, de cada línea y cada párrafo me hacían descubrir
cada vez que lo releía nuevos mensajes de su escritora.

Increíble —pensaba—, tantos mensajes ocultos en tan poco
contenido. Incluso había momentos en que como una canción
lo recitaba, y era entonces cuando me trasladaba con sus historias
a otras épocas inventadas por aquellas atípicas personas
soñadas. Ese libro, La 5ª clave, encontrado en aquel antiguo cofre
oculto por el barro y los matojos de una charca estacional,
fue el motivo y la clave de mi pasión por el estudio de la cultura
de civilizaciones antiguas junto con la luminiscencia que
rodeaba los contornos de cada letra.
Los hombres en aquel tiempo actuaban bajo unas creencias
que les marcaban en todos los sentidos de su vida, y verdaderas
o no, nadie las ponía en tela de juicio. El poder personal
no existía, ya que estaban supeditados a las distintas
religiones, creencias y costumbres.

La ciudad Toekom
Un día, sin previo aviso, recibimos a un grupo de enviados de
una ciudad Temura; llevábamos mucho tiempo esperando ese
momento, era la primavera de 2478 y nos encontrábamos en
un valle el cual llamábamos Huillopamba o valle sagrado, un
hermoso lugar donde el paso del tiempo no había dejado su
huella y las catástrofes naturales habían pasado de largo, como
si la ciudad hubiese estado invisible ante sus ojos.
Mi valle se encontraba entre paredes rocosas y altas montañas,
su limpia belleza de colinas ondulantes cubiertas de verdes
prados y fiordos silenciosos se alternaba con momentos
de brumas y sol, representando un sinuoso juego de luces majestuoso
y camaleónico. Cada nube, cada jirón de niebla, cada
cascada, se combinaba con los colores del agua, la piedra y la
vegetación, para componer la imagen de un mundo perdido,
un pequeño universo que solo permite al hombre asomarse a
su umbral.
Un trozo de cielo y aire protegido desde los anales de la
Historia, una franja de tierra y agua que nos abría sus brazos y
nos invitaba a vivir cada día en ese pequeño paraíso.
Aquel día el cielo estaba despejado y en el aire solo se oía el
fluir de las aguas contra las rocas de un río cercano a la ciudad.
A lo lejos, levitando, vimos una gran bola azul cobalto brillante,
de ella emanaba una luz blanca dorada cayendo como lluvia sobre
las suaves colinas de nuestra ciudad. Pequeños destellos

azules parecían señales pidiéndonos permiso para aterrizar en
nuestra ciudad.
Era un titánico Merkaba(6) cósmico muy peculiar y silencioso,
con el aspecto de un picudo rojo cuya mezcla de colores,
que se desprendían de él, se movían lentamente como suaves
olas de agua mecidas por el mar. Según se acercaba se iba haciendo
invisible a nuestros ojos, estaban utilizando la polarización
de la luz a través de un mineral cristalino llamado calcita,
era como ocultarse tras una manta invisible donde el sonido de
cristales cantarines nos advertía de su presencia.
Las ciudades Toekom no eran demasiado grandes, pero habíamos
conseguido hacerlas muy atractivas asentadas en una
autodefensa natural a base de plantas y rocas, extrayendo de
ellas todo su potencial.
Cada ciudad utilizaba los recursos del entorno donde se
ubicase, implantando de este modo su propia personalidad. Todas
ellas eran una ciudad fortaleza, rodeadas por siete murallas
dispuestas circularmente, de manera que comprendían un círculo
dentro de otro; y todas, a pesar de las distancias que hubiese
entre cada una de ellas, se regían con las mismas bases, porque
todos los habitantes de estas ciudades tenían una conexión
mental que habían ido desarrollando con el paso del tiempo.
Nuestra ciudad tenía amplios caminos de cuarzo blanco
acompañados de pequeñas piedras de todos los colores que adornaban
las fachadas de nuestros domus(7) como zafiros, sodalitas,
rubíes, turmalinas, jades, cornalinas, rodocrocitas o el cuarzo

rosa, que aportaba sensaciones intensas de felicidad espiritual y

(Continuará,  ver Fragmento XIII)



DONDE COMPRAR "LAS VENTANAS DEL MUNDO":

http://www.amazon.es/Flores-entre-escombros-Carmen-Aranda-ebook/dp/B0071VUMQS


OTROS LINKS DE INTERES:
"Las Ventanas del Mundo"

Del libro "LA 5ª CLAVE"
El éxito se encuentra en el trabajo en equipo. La unión es la fuerza que te hará alcanzar tu sueño. Participa y colabora, y tu éxito estará asegurado.


Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips