miércoles, 25 de diciembre de 2013

FRAGMENTO VI "LOS PORTALES DEL TIEMPO, EL PASADO Y FUTURO" del Libro "LAS VENTANAS DEL MUNDO"

.
El Universo en el que vivimos es mucho más de lo que percibimos por nuestros sentidos, el ser humano tiene capacidades que van mucho más allá de lo que conocemos porque se nos oculta desde el poder meticulosamente: Recordemos que la ignorancia produce miedo y nos hace fácilmente manipulables.



FRAGMENTO VI


"LOS PORTALES DEL TIEMPO"

..mi mente no se dejaba controlar y, escurridiza, intentaba profundizar
en los recuerdos, tristes recuerdos que dolían; un trabajo
agotador unido a un amor desafiante y desesperado, que había
llegado a convertirse en obsesión, humillación y desencanto; un
darlo todo a cambio de una esperanza que nunca llegaba.

Yo era un paréntesis dentro de su realidad y nada era mejor
que el frío odio para contrarrestar la quemadura de la congoja
unida al dolor; ese dolor, el único amigo que me acompañaba
siempre, como si de un eunuco servil se tratase, día y noche,
siempre fiel, y no había ninguna cura, porque era un dolor que
nacía de los sentimientos acunados en mi interior.
Me sentía cansada, muy cansada. Fórmulas y más fórmulas,
estadísticas, hojas interminables de combinaciones numéricas
y la dulce voz de mi querida compañera de laboratorio,
Sara, advirtiéndome que abriese los ojos y no me fiase de ciertas
personas que tenía a mi alrededor, martilleaban persistentemente
mi cabeza, convirtiéndose en un verdadero cóctel explosivo.
Tenía que relajarme o me volvería loca, tenía que buscar
una solución al problema que no paraba de dar vueltas en mi
cerebro.
Entonces mi mente dejó paso a ese otro mundo donde las
fantasías y deseos renacen sin temores, deponiendo los miedos
en un sueño aletargado; me sentí engullida por una gran corriente
de aire que me arrastraba hacia un vacío de color indefinido
y sin final, trasladándome a una velocidad inimaginable;
sentía cómo vibraba mi cuerpo, cómo fluía la energía, fusionándome
con el espacio.

Flotaba plácidamente en la negrura estelar, ingrávida e incorpórea,
totalmente liberada y deponiendo arraigos, llegando
a mi mente fugaces imágenes acompañadas de rápidos y etéreos
pensamientos.
El tiempo tiene muchos portales, portales del pasado y del
futuro donde las vivencias y resultados de las mismas son totalmente
distintos, una mezcla de todos ellos me envolvía girando
a mi alrededor. Siempre había vivido con la suposición
de que el presente era una consecuencia del pasado, y el futuro
consecuencia del presente y, si pudiese ver mi futuro, ¿podría
entonces cambiar mi presente?
Todo era muy confuso y me sentía aturdida, no pudiendo
creer lo que me estaba ocurriendo. ¿Es que todo ello formaba
parte del ahora? Y si avanzase en el tiempo, ¿podría cambiar las
cosas? ¿Podría cambiar mi pasado obteniendo como resultado
un presente distinto?
Y así, en medio de la confusión sin entender nada de lo
que estaba sucediendo, me pedí a mí misma serenidad, tenía
que continuar hasta descubrir qué era exactamente lo que me
estaba ocurriendo, comprender el porqué me encontraba en ese
estado, y me dejé llevar hacia lo desconocido, dejando de controlar

por primera vez mi vida y mis sentimientos... (Continuará,  ver Fragmento VII)



DONDE COMPRAR "LAS VENTANAS DEL MUNDO":

Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips