sábado, 25 de enero de 2014

Relato: El Cubo de lata plateada

Dedicado a "cuando fueron niños"

No quería perderme nada de ellos y decidí guardarme hasta sus últimas lágrimas en un pequeño cubo de lata desgastado por el tiempo. Pensé, que aun siendo pequeño sería suficiente para guardar esas tímidas perlas, que en algunas ocasiones brotaban caprichosas de sus ojos llenos de luz, de mirada clara, transparentando sus almas.

¡Algún día, llegado el momento, verteré sus lágrimas desde lo alto de una gran montaña y desde allí podrán ver como es el mundo! – Pensaba, mientras observaba mi cara en su cubo reflejada.
-¡Tendrán que abrirse camino con fuerza y perder sus miedos y en su solitario camino otras corrientes y otras aguas se unirán a ellos!
Un día y sin esperarlo, el sol se alzó con fuerza. Nada ni nadie podía apagar su luz, su calor y resplandor. Oculte temerosa el cubo, pero el sol absorbió las lágrimas.
¿Dónde están las lágrimas que has ido guardando durante estos años con tanto anhelo? –Me preguntaron mis hijos.
-El Sol las ha absorbido y no he podido detenerlo y… ¿veis aquellas nubes libres y juguetonas que aparecen en el cielo provocando al viento?
- Si. -Me dijeron.
Están compuestas de miles de lágrimas de cientos de niños, que un día como vosotros crecieron.
Y del cielo caerá agua, formándose tormentas, rayos y truenos y de ahí llegará la calma creándose de nuevo senderos y caminos que limpiaran a su paso vuestros miedos. Paletas cromáticas de mil colores os acompañarán y os dejareis llevar en muchas ocasiones por la vida y por el tiempo.
No pude retenerles. El ruido del agua, el olor a tierra mojada y los mil y un tonos de la tierra en su trayecto les acompañan. Han perdido sus miedos, ahora avanzan con fuerza y atrás dejaron las lágrimas. Ya no necesitan  “El cubo de lata plateada”.

------------------------------------------------------------------------------------------
http://www.otromundoesposible.net/el-rincon-de-carmen

Animated Social Gadget - Blogger And Wordpress Tips